Abelia grandiflora: características, cuidados, multiplicación y otros datos

Los arbustos suelen ser una gran fuente de flores, si hacemos una revisión encontraremos que varios de ellos poseen algunas de las más bellas. Ese es el caso de la Abelia grandiflora, que sin duda no se queda atrás en este aspecto.

Ahora conocerás algunos datos sobre esta planta, que cada vez es más solicitada ya que gracias a su belleza puede ser aprovechada para adornar los jardines. Seguramente luego de esto vas a querer plantar uno.

Características de la Abelia grandiflora.

Abelia grandiflora

Es un arbusto ornamental perteneciente a la familia Caprifoliaceae, la cual se encuentra formada por más de 30 especies diferentes.

Puede ser llamado simplemente Abelia y es una planta que se origina por el cruce de otras como son la Abelia uniflora y la Abelia chinensis. Este arbusto es muy popular y se encuentra de manera común en jardines y también en espacios públicos.

Son tan solicitados por unos arbustos semiperennes, los cuales no ocupan demasiado espacio porque pueden alcanzar apenas el metro de altura. Pero por el porte que poseen, lucen muy elegantes en cualquier sitio.

En primer lugar podemos destacar sus hermosas hojas, las cuales son de un tamaño bastante reducido, pero que aún asi destacan por poseer un color verde brillante, pero que en otoño luce un espectacular tono entre bronce y púrpura.

Y a esto le añadimos las flores, que posee un delicado perfume y un hermoso color que varía entre el blanco y el rosa. Pueden ser encontradas en el espacio comprendido entre primavera hasta inicios de otoño.

Es poco común que una planta tenga un tiempo de floración tan largo.

¿Cuáles son los cuidados necesarios?

Una de sus principales ventajas es no necesitar cuidados tan especializados, lo que causa que sea una planta ideal para exteriores en zonas públicas.

En primera necesita un espacio donde pueda recibir de manera constante el sol. Ya que de hecho puede crecer en la semi sombra, pero esto causa que tenga menos flores a comparación de cuando recibe los rayos directo.

Hay que tomar en cuenta que no es buena manejando heladas, por lo que su mejor época para plantarla es cuando haga calor. Ya que al llegar tiempos como el invierno, todo crecimiento y reproducción se detienen.

Tampoco es exigente en cuanto al tipo de suelo que necesita, la mayor parte del tiempo le basta con que tenga un drenado adecuado. El mejor apoyo que puedes darle es un poco de composta durante el inicio del otoño.

El riego es bastante moderado, ya que no necesitaremos preocuparnos hasta que veamos que el suelo se encuentra seco. Ese será el momento de proveer de agua una vez más, pero dura bastante tiempo así.

Sobre las plagas, es altamente resistente a la mayoría. Rara ocasión tendrás problemas en este aspecto, solo es cuestión de vigilarla por si aparece algún tipo de pulgón. Pero en realidad será difícil que ocurra, pero si es así, aprende aquí a eliminar pulgones.

Como podarla adecuadamente.

El podar suele venirle bien a muchas plantas. En su caso no es necesario una poda demasiado constante y de hecho sola puede crecer muy bien. Podarla puede ser usada para darle una forma determinada.

Eso sí, puede ser muy útil encargarse de quitarle todas esas ramas secas y muertas que ya florecieron, permitiendo así darle una poda de rejuvenecimiento.

¿Cómo puedo multiplicar la abelia grandiflora?

El mejor método para poder multiplicarla es por medio de esquejes. Puedes usar la madera blanca durante el verano o si es en primavera por división. Hacerlo en otoño o invierno es muy difícil que crezca.

Para mejores resultados, es buena idea colocarla en una tierra húmeda o nebulizar bien. Ya verás que crece muy bien en la mayoría de las condiciones.

Deja un comentario