Características de las plantas del desierto que les permiten sobrevivir

Las plantas en el desierto poseen una serie de características que les permiten sobrevivir en esas altas temperaturas. Ya que en este lugar, la falta de agua y el calor extremo terminaría con la vida de una gran cantidad de especies.

Estas plantas son muy especiales, por lo que ahora conocerás algunas de las características de esta flora de desierto. Muchos de estos datos se encuentran relacionados con la forma en que logran sobrevivir en esta zona.

Datos curiosos de las plantas del desierto.

características de las plantas del desierto

Estos datos te ayudarán a entenderlas mejor:

Las hojas se adaptan.

La mayoría de hojas de plantas poseen estomas. Gracias a ellas pueden regular el agua, pero en una zona tan caliente como el desierto lo único que pasaría es que perderían el vital líquido, que requieren acumular.

En el desierto, estas hojas no poseen las estomas en el mismo tamaño. Algunas las reducen mucho para poder controlar cuanta agua sale, y de hecho en algunos casos pueden terminar por cerrarse en determinadas ocasiones.

Y otras plantas como los cactus evolucionaron a poder vivir sin el uso de hojas. En su lugar poseen espinos  y una estructura diferente. Por lo que eliminaron por completo el uso de las estomas.

Raíces muy extensas.

Las raíces de las plantas les permiten obtener agua del suelo, pero en el desierto es un recurso escaso. Y este líquido suele encontrarse en zonas muy profundas, por lo que las plantas desiérticas crecen mucho sus raíces.

La idea detrás de ello es lograr alcanzar esta escasa agua, por lo que a veces puedes ver una planta relativamente pequeña. Pero sus raíces tienen un alcance enorme, ya que terminan por buscar a gran profundidad.

Además, estas raíces les dan firmeza, muchas zonas desérticas tienen vientos muy potentes. Por lo que de esta forma les permite anclarse en estas zonas donde el viento podría llevarlas con unas raíces poco profundas.

Almacenamiento y uso de menos agua.

Es por muchos conocido el hecho que estas plantas almacenan agua. Esto es cultura popular, y la razón es obvia: existe poca agua, por lo que cada gota de vital líquido que puedan almacenar es algo que les ayuda a la supervivencia.

Pero además de ello, poseen un proceso fotosintético que es distinto a la mayoría de vegetales. Este tiene como objetivo lograr crear todos los elementos que necesitan, pero haciendo uso de una menor cantidad de agua.

Gracias a ello, tienen horas en que los estomas se cierra y también momentos en que la producción se reduce al mínimo. Permitiendo solo las cantidades necesarias para poder seguir viviendo.

Algunas plantas efímeras.

Otra forma que tienen para sobrevivir es que existen plantas que solo emergen después que hayan caído lluvias. Estas son escasas en el desierto, por lo que pueden pasar mucho tiempo sin salir a la superficie.

Durante ese tiempo dejan semillas, las cuales pueden permanecer en algunos casos inactivas incluso por años. Eso les permite estar “guardadas” todo el tiempo que sea necesario hasta la siguiente lluvia.

Mecanismos de defensa.

Y por último, estas plantas suelen tener mecanismos de defensa mucho más agresivos que la mayoría de plantas. Estas se suelen presentar en forma de espinas, que causa que muchos animales se lastimen al morderlas.

Debido a la escasez de agua, requieren pelear toda el agua que puedan almacenar. Por lo tanto, de esta forma pueden asegurar su supervivencia por mucho más tiempo al no permitir a los animales que se las coman.

Como verás, las plantas del desierto tienen características únicas que les permiten vivir en una zona tan difícil como el desierto. Administrando recursos como el agua de forma magistral.

Deja un comentario