Características de la planta cola de mono y cuidados de esta suculenta

Cuando escuchamos sobre la planta cola de mono, lo más seguro es que pensemos en algún tipo de enredadera larga. Pero no es así, en realidad es una especie de cactus, que termina por parecer la clima del primate.

Estas suculentas son bastante apreciadas por las enormes flores que pueden terminar por causar, por lo que muchas personas van a querer tenerlas cerca. Ya que permitirán tener una vista muy hermosa.

¿Cómo con las plantas cola de mono?

cola de mono planta

De nombre científico Cleistocactus colademononis, es un cactus boliviano que puede llegar a tener unos tallos en forma de cilindro que pueden alcanzar entre 3 a 5 metros de largo, teniendo unos 4 a 5 centímetros de grosor.

Alrededor tienen una especie de espinas blancas muy pequeñas, así como unas areolas blancas que pueden parecer pelos. He ahí la razón de su nombre, porque puede llegar a parecer la cola peluda de un primate.

Lo más llamativo sin duda son sus enormes flores rojas. Brotan durante la época de primavera-verano, y pueden llegar a tener de entre 7 a 12 centímetros de diámetro. En su interior, posee múltiples semillas que miden apenas entre un 1 y 1.5 milímetros.

¿Cómo cuidar la Cleistocactus colademononis?

Afortunadamente, si quieres contar con una en casa, no tendrás que preocuparte demasiado de sus cuidados. No es una planta demandante de tiempo, solo deberás de atender algunas necesidades básicas.

Cantidad de sol.

Como suele pasar en otras suculentas, es importante que tengan una cantidad de sol adecuada. Debe tener mucha luz natural, por lo que si la colocas en un interior, lo ideal sería colocarla en una ventana de una habitación muy iluminada.

Un detalle curioso a tomar en cuenta es ser bastante tolerante a cambios de temperatura. Puede incluso vivir en climas fríos o cercanos a cero grados. Pero lo importante es que siga recibiendo sol en abundancia.

El riego

Hay que tener planeación para poder regarla. Ya que en realidad lo único que vamos a necesitar es que tenga su tierra un poco humedecida. Por lo regla general, solo deberás de regalar al menos cada 4 días, y con muy poca agua.

Un método para revisar si todavía la tierra se encuentra húmeda, es introducir un palo en ella. Si la sacas, y todavía contiene pequeños pedazos de tierra pegada, eso quiere decir que todavía está ligeramente mojada.

Lo recomendado es regarla solo durante la primavera y verano. En otoño recudir en gran parte el riego y en invierno suspenderlo.

Fertilizante.

Para poder mantenerlo, es buena idea hacer uso de humus de gusano. Aunque también puede optar por otro tipo de opciones, pero deberás vigilar que sea alto en potasio, pero muy bajo en cantidad de hidrógeno.

La mejor época para poder hacerlo es durante la primavera y verano, etapas en donde se da mejor su reproducción y es más exigente en cuanto a nutrientes. Puede hacerse en otoño, pero si se mantienen las altas temperaturas.

¿Es necesario trasplantarlo?

Esto es necesario por lo regular hacerlo cada año o cada dos años. Esto dependerá completamente del tamaño que haya alcanzado la planta. Porque si notas que es muy grande, es probable que ya la maceta le este quedando pequeña.

Deberás entonces adquirir una de mayor tamaño para evitar limitarla y de esta forma acortar su vida.

Como dato adicional, no es necesario estarla podando.  Lo mejor que puedes hacer si ya es demasiado grande para el espacio asignado, es subirla a una parte más alta.

Plagas.

Las babosas y sobre todo los caracoles son el mayor problema con el que deberás lidiar. Si un día comienzas a ver marcas marrones o que la figura ya no está completa, lo más probable es que se haya infectado. Y deberás de aplicarle algunos remedios para eliminarlos.

El cactus cola de mono es muy bonito y llamativo. Sin duda lo vas a querer adornando algún tipo de ventana, para que se vea mucho mejor.

Deja un comentario