Como alejar perros del jardín de mi casa y evitar que defequen o escarben

Nuestro jardín puede ser nuestro orgullo, el cual nos permite deleitarnos con la vista natural que nos da. Al mismo tiempo, podemos pasar tiempo en él cuidando las plantas, podando y cuidando que se vea lo mejor posible.

Pero puede darse el caso que nuestro jardín de hacia la calle y reciba visitas inesperadas: perros y gatos callejeros que al pasar, entren y causen destrozos. Tal vez se pongan a rascar la tierra o defequen en todas partes.

¿Qué métodos efectivos tenemos para poder alejarlos, sin dañarlos? Porque recuerda que son seres vivos y no lo hacen por maldad. Es puro instinto, pero no por ello dejaremos que hagan lo que quieran.

Como repeler perros que entran al jardín

como alejar perros de mi jardin

Pon una reja.

Esta es la opción más cara y no siempre es viable de realizar. Pero es de las más definitivas, ya que de esta manera podrás aislar por completo tu terreno. Ya no podrán entrar, aunque debes cuidar que tenga rejas algo delgadas.

El inconveniente además del costo de instalación, es que con esto te perderás que tu jardín de directo hacia la calle. Si a ti te gusta que sea así, lo mejor que puedes hacer es probar con algún otro método.

Coloca muchos cítricos.

Algo que no les gusta en definitiva a los perros es el olor de los cítricos. Lo más fácil que puedes hacer para impregnar de olor el lugar, es conseguir todas las cáscaras de naranja que puedas y esparcirlas por la zona.

Sobre todo hazlo en la zona donde siempre rascan, pues demuestra que es el sitio que más les gusta. Verás que el olor hará que no tengan demasiadas ganas de pasarse por ahí, ya que no les agradará.

Llena de amoniaco la zona.

El amoniaco es un olor que no les gusta para nada. De hecho, hasta para nosotros los humanos es un mal olor, pero para los perros es peor. Es muy penetrante y no les gusta estar en un lugar que huela así.

Puedes colocar amoniaco en lugares clave por donde entran los animales. Solo ponlo en los caminos, no vayas a ponerlo de forma directa en las plantas. Ya que de hacerlo, podrías terminar por dañar la vegetación.

Aplica alcohol en el camino.

Otro que se asemeja mucho a la recomendación del amoniaco es el alcohol. El olor tampoco les resulta agradable, por lo que echarlo en las zonas donde ellos pasan puede terminar por solucionar el problema.

Puedes poder aplicarlo una buena opción es colocarlo en pequeñas bolas de algodón y utilizarlo para echarlo en lugares estratégicos. El alcohol se evapora muy fácilmente y de esta forma lograrás que penetre mejor.

Compra repelente

En algunos sitios dedicados a productos para el jardín, venden repelentes para animales. Estos pueden venir en spray, bolitas o polvo, los cuales traen olores que no les agradará.

Por ejemplo, algunos pueden traer un ligero toque de olor de coyotes o zorros, que pueden causar que estos invasores caninos no quieran acercarse más.

¡No uses bolas de naftalina!

Un método que por años otras personas han utilizado es colocar bolas de naftalina. Es verdad que puede terminar por ahuyentarlos, pero el problema con ellos es que son muy tóxicos para su organismo.

Es posible que terminen por tragar uno, lo que causaría graves daños al animal. Y los consejos aquí dados son para poder alejarlos de formas naturales, que no los lastimen.

Es muy molesto que estos perros entren a defecar y hacer hoyos. Pero con estos métodos no les harás daño y son altamente efectivos.

Como última advertencia, ten cuidado si decides asustarlos o enfrentarlos de manera personal. Ya que son animales callejeros, en algunos casos pueden terminar por atacar o intentar morderte, poniendo en peligro tu integridad personal.

También te recomiendo este artículo para evitar que los perros dejen de escarbar en tus macetas.

Deja un comentario