Como cuidar las plantas para niños, darles su primera responsabilidad

Para que los niños sean adultos responsables, necesitamos enseñarles a lidiar con las responsabilidades. Uno de los temas básicos es poder cuidar de otro ser vivo, cuya vida dependa de sus cuidados.

Por supuesto, para que lo hagan correctamente necesitan ser guiados por los adultos. En donde les enseñen los aspectos más importantes, para realizarlos correctamente. Es tu responsabilidad guiarles por el buen camino.

Enséñale la importancia de una planta.

como cuidar las plantas para niños

Para muchas personas es sentido común, pero en algún momento lo tuvieron que aprender. Los pequeños al ver las plantas pueden incluso no tomar en cuenta que son seres vivos, por lo que no los respetarían.

Antes de enseñarles lo básico, es comentar con ellos que estos seres dependerían de su cuidado. Que al no tomarlos en serio, estos lo pasarían mal. Como si a un cachorro no le dieras agua o lo alimentaras.

Todo esto con cariño y paciencia, sin intentar asustarlo. Sino hacerle comprender que estos vegetales viven, y que de hacer correctamente sus labores, seguirían creciendo.

Es importante señalarles también el porque es importante que vivan, puedes decirle que:

Toda vida es valiosa

  • Nos proporcionan oxígeno
  • Dan sombra cuando crecen
  • Hacerlo le ayudará a ser una mejor persona.
  • Dale motivación e ideas positivas para ver las plantas con buenos ojos.

Cuida la planta junto con el niño.

Puedes explicarle mucho, pero toma en cuenta que la mayoría de cosas las hacen por imitación. En lugar de explicarle paso a paso lo que debe de hacer, mejor hazlo en su compañía. Poco a poco te imitará.

Lo más importante que debe saber es:

Regarlo cuando necesite.

Recuerda que cada planta necesita diferente cantidad de agua. Es por ello que las primeras veces que vaya a regar, lo hagas con él. Le avisas que te acompañe y le expliques cada cuando lo harás.

En otras ocasiones, le puedes explicar que lo haga, que ya es hora. Con el tiempo, debería comenzar a ir por si solo.

Buscar plagas.

Otra forma en que puedes inculcarle el cuidar es buscar plagas manualmente. Es común que estas se peguen por debajo de las hojas o en diferentes sitios. También puede notar si empiezan a haber hojas mordidas.

Pero eso sí, dile que si las ve, solo te avise. No es buena idea que entre a usar pesticidas ni nada similar. Además, tampoco debería tocarlos, pero se sentirá orgulloso de haberte avisado del problema.

Darles la correcta luz.

Hay plantas en maceta que requieren ciertas horas de luz y otras de sombra. Si ese es el caso, puede ser una buena idea que sea el encargado de estarla moviendo de su lugar.

Así estará pendiente de las horas del día. Explicarle de forma sencilla que demasiado sol le hará mal. Se puede hacer analogías como cuando pasas demasiado tiempo en la calle y te sientes mal por el calor.

Dale una planta fácil de cuidar.

Lo mejor que puedes hacer es comenzar dándole una planta pequeña y sencilla de cuidar. Algunas con las que puedes empezar son:

  • Cinta
  • Geranios
  • Bulbos
  • Suculentas
  • Petunias

Todas estas no son exigentes. Son resistentes, y no por eso quiere decir que sean aptas para ser descuidadas. Pero serán fáciles de aprender los pasos para cuidarlas, no morirán al primer error y serán una buena primera experiencia.

Deja un comentario