Como podar un limonero, tanto joven como adulto

Los limoneros son muy solicitados y cuidados gracias a los cítricos que obtenemos de ellos. Terminan por ser de las frutas más utilizadas, tanto por el sabor que dan a los alimentos como las propiedades que posee.

Si tienes un limonero, debes saber que debes de podarlo para que pueda crecer de manera correcta y dar los frutos que necesitas. Aprende como es que se debe podar, cuando y los motivos detrás de cada acción.

¿Por qué podar un limonero?

como podar un limonero

El motivo es simple y no varía mucho con respecto a otras plantas que deben ser podadas: para poder ayudarles en un crecimiento que de mejores frutos.

Gracias a una poda controlada y bien pensada, puedes aspirar a tener frutos mucho más grandes y saludables. Pero es importante saber cuando y como hacerlo para poder obtener dichos resultados.

¿Cuándo es el mejor momento para realizar la poda?

El principal factor para saber cuando podar o no, se encuentran relacionados con la edad del árbol y con la estación del año en que te encuentres.

Cuando un limonero es joven, lo mejor es podarlo en cualquier momento del año, pero evitarlo si viene una helada inminente.

El motivo de ello es que es un árbol en plena formación, sus ramas son más delgadas y fáciles de manipular. En este momento, podemos cortar alguna ramificación malformada o que pensemos que terminará por complicarnos a futuro.

Cuando un limonero da frutos es considerado ya maduro. En este momento, ya tendrá la formación básica que tendrá para toda su vida. Pero eso no exenta que todavía necesite que le hagas algunos cortes.

El mejor momento es luego de haber dado frutos, pero una vez más, cuidando que no venga una helada inminente. El motivo para detenerlo en estas épocas es que no crecen durante el frío y dejarlas podadas podría terminar por matarlas.

¿Y cómo podar correctamente?

1.-Primero que nada, limpia y esteriliza tus herramientas. En este caso, lo más utilizado son tijeras de poda especializadas. Y muchas personas no toman en cuenta la limpieza de estas herramientas antes de comenzar a trabajar.

Es por ello que si las has tenido guardas o todavía contienen restos de otros cortes anteriores, esteriliza primero. Se habla poco de ello, pero la realidad es que las plantas pueden llegar a contraer infecciones.

2.-Ahora un dato: no vayas a poder un árbol que tenga menos de 3 años. Todavía no lo necesita, pero a partir de esa fecha será necesario empezar a trabajar en darle dirección.

3.-El equilibrio es la base para cortar correctamente. Toma como base que el limonero deberá tener el mismo número de ramas tanto a la izquierda como a la derecha. Un peso marcado hacia un lado podría dejar consecuencias.

Una guía es encontrar las 3 ramas más fuertes del árbol. Estas deben dar equilibrio al conjunto y todo tu plan será podar alrededor de ellas. Siempre pensando que estas son principales y las demás secundarias.

4.-Revisa la aparición de brotes o pequeños esquejes. Estos pueden ser ajenos a la planta y pertenecer a otras plantas. Lo que terminarían siendo pequeños parásitos que se alimentarían de tu rama principal, causando que pierdan potencial.

5.-Poda más las ramas inferiores que las superiores. El motivo detrás de ello es que no recibirán tanta luz como las superiores. Entonces, al quitarlas permites que las superiores aprovechen mejor los recursos del astro rey.

También poda las ramas que veas débiles. Los troncos del limonero los necesitas fuertes, por lo que deberás ir cortando de tajo la aparición de ramificaciones débiles.

Consejos de mantenimiento de limonero.

Como verás, esta es una poda realizada en las etapas iniciales. Pero luego de eso, deberás de realizar podas dedicadas a mantenimiento.

La principal razón de mantenimiento consiste en sanear el árbol, lo que es estar quitando todas las ramas que estén muertas. Y también, revisar si hay muchas ramas que estén mal dirigidas, irlas quitando.

La idea detrás de esto es lograr que la savia se termine concentrando en las ramas más fuertes. Y todas estas pequeñas ramificaciones terminan por quitarle fuerza.

También evitar que estas pequeñas ramas le quiten sol a las partes que necesitamos estén bien iluminadas.

Si sigues estos consejos, lograrás que tu limonero crezca sano, fuerte y productivo.

Deja un comentario