Como sembrar pasto en rollo correctamente paso a paso por uno mismo

El pasto en rollo es una de las mejores opciones que tienen las personas hoy en día para poder adornar su jardín. El pasto por sí mismo puede llegar a ser muy llamativo, para adornar un espacio al aire libre.

Pero para poder tenerlo tradicionalmente hay que esperar a que crezca, además de irle dando mantenimiento para que tenga la forma que deseamos. En cambio, adquirirlo en rollos hará el proceso mucho más rápido.

Por lo regular, puedes contratar a un profesional para que haga el trabajo en tu hogar. Peor aún así, es posible hacer uso de un tutorial para que podamos por nosotros mismos tenerlo listo para nuestro disfrute.

Antes de comenzar, debes tomar en cuenta que no suele ser barato su implementación. Sobre todo si a eso unes la mano de obra, por ese motivo muchas personas prefieren aprender a poder implementarlo por si mismos.

¿Cómo sembrar pasto en rollo o como plantar pasto en rollo?

como sembrar pasto en rollo

Antes que nada, lo importante es como preparar el suelo para poner pasto en rollo:

Limpieza del terreno.

El primer gran paso en como poner pasto en rollo es dejar completamente limpio el terreno en el que se piensa colocar el pasto. Hay que tomarse este punto con tranquilidad, para poder dejarlo completamente limpio de todo tipo de piedras.

Toma en cuenta que una vez pegado, todos estos elementos quedarán por debajo del pasto. Esto puede convertirse en estorbos, como sentir pequeños bultos a la hora de caminar por encima de todo.

También la nivelación es importante, toma en cuenta que cualquier pendiente o cambio en el terreno podría significar un espacio para que se llene de agua luego de las lluvias. Los charcos podrían ser difíciles de quitar.

El terreno deberá tener un buen drenaje, porque es esencial para evitar los posibles encharcamientos.

Deshierba por completo.

También ten cuidado de quitar todas las hierbas o alguna planta que se quede en el terreno. Piensa por ejemplo que si dejas un pequeño árbol en potencia, algún día crecerá y romperá el pasto que colocaste.

Una buena idea es adquirir un hercibida para colocar en la zona. No vayas a empezar a colocar el pasto hasta que te hayas asegurado que no existe nada que pueda salir a posteriori.

Coloca abono o sustrato.

Una vez que ya esté listo el terreno, será hora de comenzar a abonarlo. Esto es para poder proporcionarle todos los nutrientes que vaya a requerir.

Deberás colocar una capa de al menos unos 5 centímetros, pero esto en caso de que haya tierra negra en la parte inferior. En caso que la tierra sea compacta o barrosa, deberás crear una capa más gruesa, de al menos 10 centímetros.

Vale la pena recordar que la función del sustrato es el espacio donde colocará sus raíces, por lo que es base esencial para tu pasto.

Comienza a colocar los rollos.

El secreto es comenzar a poner los rollos en los espacios designados, pero para eso deberás de buscar que queden lo más junto uno del otro, de la mejor forma posible.

También es importante que todos se encuentren viendo hacia el mismo lado por cuestiones de estética. La idea al final es que se vea todo de manera uniforme, por lo que deberás tener cuidado de irlo colocando y se vea bien.

Es buena idea antes de colocarlo, humedecer ligeramente el terreno. Y también hacerlo en un día que no sea demasiado caluroso ni demasiado frío. Toma un rulo y lo vas pasando por encima para ir viendo que se pegue al piso y al rollo de un lado.

Regar es importante en la primera etapa.

Una vez colocado, toma en cuenta que en esta etapa el pasto comenzará a intentar echar raíces en el nuevo terreno. Por lo que será importante estarlo regando de 2 a 3 veces por día para mantenerlo húmedo.

Esto será durante los primeros 7 a 10 días, en donde se está buscando enraizar en el terreno. Recuerda, la idea es que se encuentre húmedo, no echar tanta agua que al final queden charcos.

Una vez que las raíces hayan crecido, el riego será menos constante pero más abundante. Esto se hará luego del primer corte, que por lo regular ocurre luego del primer mes de instalación.

El pasto en rollo es una buena alternativa para tener pasto en tu hogar. No es económico, pero logras tener resultados geniales y pronto estarás disfrutando de un espacio verde.

¿Quieres versión en video? Aquí encontrarás una explicación para apoyar este conocimiento.

Como cuidar el pasto en rollo

Cuidar el pasto en rollo es fundamental para mantener un césped sano y estético en nuestro jardín. A continuación, te brindamos algunos consejos para lograrlo.

Riego adecuado: El riego es una de las tareas más importantes para el cuidado del pasto en rollo. Es necesario regarlo de manera regular y suficiente, especialmente durante los primeros días después de su instalación. Es importante evitar el exceso de agua, ya que puede causar enfermedades y pudrir las raíces.

Corte adecuado: El corte del césped debe realizarse con regularidad y a una altura adecuada. Es recomendable no cortar más del tercio de la longitud de las hojas en cada ocasión. Además, es importante utilizar una cortadora de césped afilada para evitar dañar las hojas y asegurar un corte limpio y uniforme.

Fertilización regular: El pasto en rollo requiere de nutrientes para crecer y mantenerse saludable. Es recomendable fertilizarlo de manera regular, utilizando fertilizantes específicos para césped. Es importante seguir las indicaciones del fabricante y evitar la sobre-fertilización, ya que puede dañar el césped.

Control de malezas y plagas: Para mantener un césped en óptimas condiciones, es necesario controlar la aparición de malezas y plagas. Es recomendable utilizar herbicidas y pesticidas específicos para césped, siguiendo las indicaciones del fabricante. Además, es importante revisar regularmente el césped en busca de signos de enfermedades o plagas y actuar de manera oportuna.

Trasplantar pasto

El trasplante de pasto es una técnica utilizada para renovar áreas de césped dañadas o para crear un nuevo césped en un espacio vacío. Es un proceso que implica la extracción de una porción de césped en rollo de una ubicación y su colocación en otra. Este método es una opción popular debido a su eficiencia y resultados rápidos.

Antes de comenzar el trasplante, es importante preparar el área de recepción. Debes asegurarte de que el suelo esté nivelado y libre de malezas y escombros. También es recomendable regar el suelo y mantenerlo húmedo antes de la colocación del césped en rollo.

El primer paso en el trasplante de pasto es la extracción del césped en rollo de su ubicación original. Para hacerlo, utiliza una pala afilada para cortar una sección rectangular de césped de aproximadamente 30×30 cm. Asegúrate de cortar hasta una profundidad de unos 5 cm para asegurar la extracción de raíces.

Una vez que hayas extraído el césped en rollo, debes transportarlo rápidamente a su nueva ubicación para evitar que se seque. Coloca cada sección de césped en rollo en el suelo preparado y presiona suavemente hacia abajo para asegurar un buen contacto con el suelo. Asegúrate de dejar un pequeño espacio entre cada pieza para permitir el crecimiento y la expansión del césped.

Después de la colocación del césped en rollo, es importante regarlo abundantemente para asegurar una buena rehidratación y asentamiento de las raíces. Mantén el césped bien regado durante las primeras semanas para promover su enraizamiento y crecimiento. Evita caminar sobre el césped recién trasplantado durante este período para evitar dañarlo.

Mejor época para poner pasto en rollo

La elección de la mejor época para poner pasto en rollo es fundamental para asegurar su correcto enraizamiento y crecimiento. El momento ideal para sembrar pasto en rollo es durante la primavera o el otoño, cuando las temperaturas no son extremadamente altas ni bajas. Durante estas estaciones, el suelo está más propenso a retener la humedad y proporcionar las condiciones óptimas para que el pasto se establezca correctamente.

En primavera, el suelo comienza a calentarse y las lluvias son más frecuentes, lo cual favorece el crecimiento rápido del pasto. Además, la temperatura no es tan alta como en verano, lo que evita que el pasto se queme o se dañe por el calor intenso. Por otro lado, en otoño, el suelo está aún caliente del verano y las lluvias también son más comunes, lo que facilita la rápida adaptación del pasto recién instalado.

Es importante evitar sembrar pasto en rollo durante los meses de invierno o verano, ya que las condiciones extremas pueden dificultar su enraizamiento y supervivencia. Durante el invierno, las bajas temperaturas y las heladas pueden dañar las raíces del pasto, mientras que en verano, el calor excesivo puede quemar y secar el pasto recién instalado. Además, en estas estaciones, el riego constante requerido para el establecimiento del pasto puede ser más difícil de mantener debido a la evaporación rápida del agua.

Antes de decidir la época para poner pasto en rollo, también es importante considerar el tipo de pasto que se va a sembrar. Algunas variedades de pasto son más resistentes al frío y otras al calor, por lo que es necesario elegir la época adecuada según las características del pasto seleccionado. Además, es recomendable informarse sobre las condiciones climáticas de la región, ya que pueden variar y afectar el establecimiento del pasto.

En resumen, la primavera y el otoño son las mejores épocas para poner pasto en rollo debido a las condiciones favorables de temperatura y humedad del suelo. Evitar sembrar en invierno y verano, ya que las temperaturas extremas pueden perjudicar el enraizamiento del pasto. Además, considerar el tipo de pasto y las condiciones climáticas de la región antes de decidir la época de siembra.

Deja un comentario