Como sembrar una semilla de mango, paso a paso, desde maceta

El mango es una fruta muy querida entre las personas, ya que posee un gran dulzor y una buena mordida. Es un placer poder pelarla para poder obtener la pulpa del interior, que enamora con su bello color anaranjado.

Ahora aprenderás lo básico de como poder sembrarlo, ya que lo primero de todo es obtener la semilla. De esta forma, podrás aspirar a tener tus propios mangos en tu hogar, haciendo uso de los métodos necesarios.

Aprende a como germinar una semilla de mango.

como sembrar una semilla de mango

Abre el hueso

Lo primero a tomar en cuenta es que la semilla del mango en realidad no es pequeña como en otras frutas. Esta protegida por la parte conocida como hueso, la cual primero tendremos que remover para llegar a ella.

Toma en cuenta que para realizar esta operación, tendrás que empezar a partir dicho hueso por un costado. Puedes ir cortando ligeramente hasta que puedas abrirlo y de esta forma acceder al interior.

Dentro encontrarás un objeto color marrón, esa es la semilla que deberás de plantar.

Prepara la maceta para la semilla.

La forma de la maceta que debes conseguir debe ser con la parte de abajo más ancha y más delgada arriba. Esta es la forma ideal que deberá tener para un óptimo crecimiento.

Prepara la tierra al colocar un poco de grava, la cual servirá como drenaje de esta. El exceso de humedad no es buena para ella, ya que es de esas plantas cuya raíz es muy fácil que se pudra con mucha agua.

Ahora deberás sembrar en ella la semilla. Un factor importante a vigilar es la temperatura que debe tener, ya que en promedio deberá estar entre 25 a 30 grados. Es una planta de clima templado, como podrás ver.

Es por eso también importante que a la hora de regarla tengas en cuenta la temperatura del agua. Si por ejemplo es demasiado fría, puede impedir el nacimiento de la planta.

Aparece el primer brote.

Cuando una semilla es saludable, los resultados no tardan en aparecer. Por lo regular, entre 10 días y dos semanas es cuando comenzarás a ver el primer brote saliendo.

En este punto, es importante que estés colocando la maceta en lugares estratégicos para ayudarle a crecer correctamente. Lo mejor que puedes hacer es ponerla en una ventana, no importa que le de el sol.

Y durante las noches, puedes colocarla en el interior de la casa. Verás que tiene un rápido crecimiento y pronto notarás que esta alcanzando un buen tamaño.

¿Cómo cuidar mi retoño de mango?

Inicialmente no tienes que hacer demasiado por ella, mas que mantener húmeda su tierra. Cuando haya alcanzado entre 19 y 21 centímetros de altura, es cuando puedes proporcionarle su primer abono.

Ahora bien, ¿Cuándo pasarla a la tierra? Debido al ritmo de crecimiento de esta planta, es buena idea que permanezca al menos un par de inviernos dentro del hogar.

Una vez que ya tenga un tamaño suficiente, estará lista para ser trasplantada. Si durante su tiempo de crecimiento sientes que ya le queda pequeña su maceta, pásala a una de mayor tamaño.

Es una planta relativamente resistente, por lo que ahora estará lista para crecer sin preocuparse tanto de tenerla cuidando del clima.

Deja un comentario