¿Cuál es la semilla más pequeña del mundo y como se llama? No, no es la mostaza

Nuestra curiosidad natural nos lleva a querer conocer datos particulares sobre diversos temas. El mundo de las plantas es uno que nos ofrece más particularidades, algunas que pueden llegarnos a sorprender mucho.

No todas estas curiosidades sobre las plantas pueden llegar a ser útiles. Pero si muy interesantes. Por ejemplo, ¿tienes idea de cuál es la semilla de menor tamaño del planeta? Ahora la conocerás a continuación.

Encontrando la semilla más pequeña del mundo.

cual es la semilla mas pequeña del mundo

Existe mucho debate alrededor de ello, ya que existen muchas semillas bastante pequeñas. Y a todo eso hay que agregar que no conocemos la totalidad del mundo vegetal de nuestro planeta. Incluso al día de hoy.

Por lo que cualquier semilla que sea señalada hoy en día como la más chica, podría darse el caso que en el futuro se encuentra una más pequeña.

Popularmente, muchas personas piensan que  la semilla de mostaza es la más pequeña. Esto no es así, existen semillas mucho más chicas.

Esta se ha popularizado por ser utilizada por Jesucristo en sus parábolas. Por lo tanto, es la más conocida entre la población. Pero ciertamente, está lejos de ser la más pequeña de todas.

La semilla más pequeña es la perteneciente a las Orquídeas Epifitas, las cuales crecen en las selvas tropicales.

Mientras que una semilla de mostaza podrías tomarla con la mano y verla, aunque sea muy pequeña, con una de orquídea será difícil hacer eso. Estamos hablando de semillas que tienen el mismo tamaño que una mota de polvo.

Incluso, para muchos podría considerarse una semilla invisible, vista de manera individual.

Esto es gracias a que una sola puede tener un tamaño de .05 milímetros de longitud y un peso ínfimo.

¿Por qué es tan chica? Explicación del término epifitas

En este caso, las plantas epifitas son unas que requieren de otros seres vivos para su crecimiento. Pero no lo hacen de manera parasitaria, sino más bien como soporte.

Es por eso que son conocidas como plantas aéreas, ya que estas suelen posarse sobre árboles para crecer.

Una sola cápsula de semillas de las orquídeas puede llegar a contener millones de estas pequeñas semillas. Las cuales al explotar son expulsadas al aire, colocándose en diferentes puntos para su crecimiento.

No todas llegarán a florecer por estadística pura, pero muchas de ellas encontrarán un sitio donde crecer.

Por eso si llegas a trabajar con este tipo de orquídea, no contarás con semillas en sí, sino tendrás la sensación de más bien manejar un poco de polvo.

Pues esa es la semilla más pequeña del mundo, tan chica que una sola sería invisible para el ojo humano y muy difícil de poseer.

Deja un comentario