¿De verdad son peligrosas las raíces de las palmeras? ¿Son débiles?

Las palmeras son plantas muy grandes, que seguramente es lo primero que piensas cuando vas a la playa. Y debes recordar que en realidad no son árboles, sino más bien pertenecen a la clase de las plantas arborescentes.

Ya que no tienen madera o leño en la parte central. Pero en esta ocasión nos vamos a centrar en las raíces, las cuales para muchas personas son altamente peligrosas. ¿Tiene algo de verdad o solo es un mito?

¿Por qué se dice que son peligrosas las raíces de la palmera?

peligrosas raices palmera

Para responder a esta cuestión, hay que especificar un poco. No se piensa que en realidad la raíz por si misma sea peligrosa, como esta causara un gran daño. Sino por el poco soporte que puede llegar a dar a la enorme planta.

Las palmeras pueden alcanzar varios metros de altura, existiendo algunos ejemplares de verdad altos. Esto causa que comiencen a tener un peso alto, con varios cientos de kilos en muchos de estos casos.

El problema es se piensa que las raíces no suelen ser tan fuertes como se debería para sostener toda esta estructura. Lo que hace que potencialmente un día pueda terminar por caer gracias a su propio peso.

Esto hace que al colocar palmeras, haya que tomar en cuenta el lugar donde se pone. Ya que ese problema siempre se encuentra de fondo, por lo que si se encuentra en medio de lugares habitados, puede haber problemas.

Esto no quiere decir que las palmeras sean plantas con defectos y que en la naturaleza se caigan con el viento. El problema viene cuando se ponen en zonas urbanas, donde no se les da el piso correcto.

En muchos casos se les da un espacio muy pequeño para poder crecer, lo que causa que pronto tenga que buscar como seguir con su desarrollo. Además, es común cometer el error de ponerlo cerca de tuberías, las cuales terminará por romper.

¿Qué tan profundas son las raíces de una palmera?

Para entender mejor su vulnerabilidad, es necesario entender como son físicamente. Ya que al ver la planta, podemos pensar que son en verdad grandes.

Y al contrario, suelen ser muy delgadas, creciendo hasta dos metros de profundidad. Una vez llegados a ese tamaño, pueden llegar a tener varios metros más de largo.

Al contrario de otros árboles, no sigue creciendo el árbol conforme aumenta su edad. Sino que a partir de esas mismas raíces, pueden salir otras mismas ramificaciones. Todas ellas sirven para poder tomarse con fuerza al suelo.

Es por eso que a pesar de ser relativamente pequeñas, pueden llegar a aguantar vientos huracanados.

Entonces, ¿son peligrosas o no?

No son débiles, pero si las colocamos mal en un terreno pueden hacer que la planta caiga sobre alguna construcción humana.

Es por eso que hay que plantarlas y dejarles un espacio suficiente alrededor para que crezcan. En algunos casos, terminan por llenar de cementos los alrededores de la palmera, para darles un soporte extra.

Todo se basa en la planeación, porque por naturaleza sus raíces son suficientes para aguantar. Pero en la ciudad, si no se les da las condiciones adecuadas, si que puede llegar a caer.

Deja un comentario