Porque las plantas tienen espinas en lugar de hojas, ¿cumple alguna función?

¿Te has preguntado en alguna ocasión porque las plantas tienen espinas? Es probable que te lo hayas preguntado luego de haberte clavado una en la mano. Pensando que es una molestia para ti e incluso un peligro.

Pero rara vez en la naturaleza algo es al azar, por lo que existen razones muy específicas por el que ciertas plantas tienen pinchos. Y son diferentes, variando demasiado entre cada especie.

¿Por qué las plantas tienen espinas?

porque las plantas tienen espinas

No existe una sola respuesta, por lo que cualquiera de las siguientes razones podría terminar por aplicarse a la planta.

Como protección contra los animales.

Así como los espinos impidieron que toques la planta, esto también puede ser un método que defensa que termine por alejar los animales. Quieren morderla, pero terminarán con algún espino en el hocico.

El tamaño de las espinas puede variar mucho, dependiendo de la especie. Por ejemplo, las rosas tienen espinas, pero son más pequeñas que las de un cactus. Eso también es porque realizan funciones diferentes.

Para realizar la fotosíntesis.

Las plantas con espinas no son en su diseño básico demasiado diferentes a otras plantas. Que requieren sus hojas para poder realizar la fotosíntesis. Es esencial en ellas, para poder mantener la vida.

¿Pero por qué tendrían espinas en lugar de hojas? Esto se debe más que nada por el clima. En un ambiente con humedad, por ejemplo, es más fácil para las plantas poder tomar del ambiente todo lo que necesitan.

En cambio, en un desierto es mucho más difícil. Se requiere más trabajo tomar los componentes, por lo que se busca conservarlos. Fueron mutando gradualmente hasta terminar por ser esas espinas.

De esta manera evitas que se evapore el agua de forma tan sencilla. En esos ambientes áridos, puede pasar en ocasiones que por meses no llueva ni una sola gota de agua. Necesitarán almacenar toda la que puedan.

Para sujetarse mejor.

Es bastante común que muchas plantas con espinas sean trepadoras. Es decir, se terminen por posicionar en muros, vallas, paredes, árboles y otros lugares donde puedan irse extendiendo.

Con las espinas podrán sujetarse, unido a que son bastante resistentes. Todo ello le dará las condiciones de quedarse pegada a dicha pared, incluso cuando vengan condiciones adversas que puedan tirarla.

Como verás, las plantas poseen espinas por diversas circunstancias. No es casualidad que las tengan, porque realizan funciones muy específicas y necesarias para su supervivencia en su entorno.

Deja un comentario