Porque podar un árbol, sobre todo en otoño

Los árboles son parte esencial de nuestro planeta. Gracias a ellos tenemos ventajas como obtener sombra, oxígeno para el ambiente y también terminan por adornar el paisaje. Mientras más árboles hubiera, mejor, ¿no?

Entonces, nos preguntamos porque podar un árbol. ¿Qué utilidad puede tener estarle cortando algunas de sus ramas? ¿Obtendremos algún tipo de beneficio o es una simple práctica extendida sin sentido?

Conoce porque podar un árbol

porque podar un arbol

En primer lugar ¿Qué es podar un árbol?

Conocer que son las podas se encuentra relacionado con la función que posee. Esta acción se refiere al hecho de cortar ramas o quitarlas por completo.

La idea gira en torno a tener árboles saludables, atractivos y más fuertes. Esto se logra gracias a la poda controlada, la cual para poder realizarse de manera correcta es necesario tener el conocimiento sobre cada uno de los ejemplares.

Ya que podar no es simplemente cortar, al menos para realizar una buena poda: se requiere una acumulación de técnicas, que permitan lograr objetivos concretos al quitarle las ramas a dicho árboles.

Principales razones para podar.

Seguridad de la zona.

Algunos árboles pueden llegar a crecer a un tamaño en verdad enorme. Sobre todo los que tienen más años, con lo que al pasar el tiempo pueden llegar a tener ramas extremadamente largas y muy grandes.

Esto puede poner en peligro, por ejemplo, a las casas. En donde terminen por asentarse encima de los techos, colocando un peso adicional; o que vaya creciendo contra una pared, golpeando de forma constante.

También existe el riesgo que una rama muy gruesa se encuentre colgando en una zona donde pasan habitualmente personas. El peligro consiste en que un día dicha rama podría romperse y caer sobre la gente.

Razones estéticas.

Esta es otra razón bastante común, porque al podar podemos darle nueva forma a un árbol. Al crecer sin control, la planta terminará por tomar la forma que quiera. Y podría no ser estético para el dueño de la tierra.

Al podarla, le podrá dar una forma definida que sea más de su gusto. Incluso pueden podar varios árboles siguiendo un mismo patrón, logrando gracias a ello que la vista en general sea mucho más agradable.

Por la salud de la planta misma.

Los árboles al crecer, pueden llegar a tener ramas enfermas o que hayan sido atacadas por parásitos. La mejor forma de poder deshacerse del problema es directamente cortando estas ramas debilitadas.

Algunas de estas heridas pueden permanecer en el árbol durante su crecimiento, complicando más adelante su vida útil; es por eso que cortarlas de raíz, le permitirá sustituir por una rama totalmente saludable.

De igual forma, en árboles muy tupidos, al tener menos ramas permite la circulación correcta del aire.

Poda de producción:

Otra razón es podar para aumentar la producción. Esto es especialmente útil para árboles como los frutales, en donde se busca la mayor cantidad de producto.

Es una técnica que requiere un conocimiento profundo del árbol en cuestión, pero que de hacerse de manera correcta, permitirá una floración mayor que dará más frutos (lee el caso de la poda del pistacho).

Vale la pena resaltar que esta técnica puede aprovecharse de igual forma si lo único que se busca es una mayor cantidad de flores por fines estéticos.

¿Por qué poda un árbol en otoño?

Una de las épocas del año más conocidas y enfocadas a podar, es a fin de año durante el otoño.

La razón principal es para que el árbol pueda protegerse cuando llegue el invierno. Pero los cortes deben ser realizados con conocimiento, no al azar. Porque de lo contrario, terminará por ser incluso perjudicial para el árbol.

Es principalmente una poda de saneamiento, en donde por ejemplo se busca quitar todas las hojas muertas para evitar que le vayan a robar energía al árbol.

También en climas demasiado fríos, ayudará que sea mucho más fácil que le llegue una mayor cantidad de luz. Sobre todo tomando en cuenta que las horas de luz tienden a disminuir en algunos lugares.

Ahora que sabes porque es importante podar un árbol, deberás aprender las técnicas específicas para cada uno. No es simplemente comenzar a cortar sin orden, ya que en ese caso podrías terminar por perjudicar el correcto crecimiento de la planta.

Deja un comentario