¿Por qué se dice que las raíces de moreras son un peligro? Mitos y realidades

Las raíces de moreras no tienen una muy buena reputación que digamos, de hecho usualmente han sido objeto de debate y controversia. Ya que en muchos lugares han sido tratadas incluso como peligrosas.

Esto es porque se dice que pueden llegar a dañar estructuras y reventar tuberías. Sin embargo algunos piensan que se exagera y en realidad son inofensivas. Es por eso que vamos a ver más a fondo este tema.

La Naturaleza de las Raíces de Moreras

Raíces de moreras

Las moreras, conocidas por su elegante follaje y deliciosos frutos, son árboles apreciados en entornos urbanos y suburbanos. Sin embargo, sus raíces han sido señaladas como problemáticas en diversas ocasiones. Es fundamental comprender la naturaleza de estas raíces para evaluar su verdadero impacto.

Crecimiento Superficial

Una de las características distintivas de las raíces de moreras es su tendencia a crecer cerca de la superficie del suelo. Esto ha llevado a la creencia de que pueden dañar aceras, pavimentos y estructuras subterráneas. Sin embargo, es esencial analizar detenidamente este aspecto antes de llegar a conclusiones precipitadas.

Mitos y Realidades

Mitos Comunes

Destrozan Pavimentos: A menudo se dice que las raíces de moreras tienen el poder de destrozar pavimentos y aceras. Sin embargo, esto es más un mito que una realidad, ya que el impacto real puede variar según la especie de morera y las condiciones del suelo.

Dañan Estructuras Subterráneas: Otro mito persistente es que estas raíces pueden dañar tuberías y estructuras subterráneas. En realidad, suelen buscar fuentes de agua y no presentan una amenaza directa a las infraestructuras.

Lo que pasa en realidad.

Adaptabilidad del Árbol: Las moreras son conocidas por su capacidad de adaptación. Sus raíces tienden a buscar fuentes de agua en lugar de buscar activamente dañar estructuras, lo que reduce la probabilidad de problemas significativos.

Variedad de Especies: No todas las especies de moreras tienen el mismo comportamiento radicular. Algunas tienen raíces más invasivas que otras, lo que subraya la importancia de conocer la variedad específica que se encuentra en un área.

Consejos Prácticos para el Manejo

Entender las peculiaridades de las raíces de moreras es el primer paso hacia una gestión adecuada. Aquí hay algunos consejos prácticos para abordar cualquier preocupación potencial:

Planificación del Paisajismo

Al integrar moreras en el diseño del paisaje, es crucial considerar la ubicación estratégica para minimizar cualquier impacto negativo. Colocar árboles lejos de estructuras y tuberías críticas puede ser una medida preventiva eficaz.

Monitoreo Regular

Realizar inspecciones periódicas del área circundante a los árboles de morera permite detectar cualquier signo temprano de problemas. La acción temprana puede prevenir complicaciones mayores en el futuro.

En conclusión, es cierto que puede haber ciertos riesgos, pero llamarlo de plano un peligro son mitos infundados. Lo mejor es comprender su naturaleza de estas raíces, tener una gestión adecuada y así se podrá tener una convivencia armoniosa con sus entornos.

Deja un comentario