Remedios caseros para secar un árbol de forma natural y sin contaminar

Un árbol es vida y nos beneficia de muchas maneras. Por esa razón es buena idea respetarlos y cuidarlos. Pero también es verdad que bajo determinadas circunstancias, un árbol puede terminar por ser una molestia.

Es por eso que puedes llegar a la conclusión que lo mejor que puedes hacer es secarlo y quitarlo de ese lugar. Una labor que pude resultar polémica para algunos, pero en ocasiones llega a ser algo necesario.

Razones para querer quitar un árbol.

remedios caseros para secar un arbol

Primero hay que justificar un poco. Ya que algunas personas pueden llegar a ponerse en contra de esta situación. Y es lógico, ya que como se ha hablado, terminan por dar oxígeno al mundo y sombra a quien esté cerca de ellos.

Pero existen motivos más que suficientes para ello:

  • El árbol se encuentra levantando la acera o barda. De dejarlo seguir así, podría terminar por ser bastante peligroso para las construcciones.
  • Se encuentra tirando ramas grandes sobre una construcción. Algunos árboles son muy frondosos y con ramas muy gruesas. Que al caer, podrían terminar por tirar una edificación.
  • Atrae demasiados animales, que podrían terminar por ser peligrosos para los miembros de la familia, sobre todo los más pequeños. Algunas aves, por ejemplo, pueden ser agresivas.

Algunos remedios caseros para matar un árbol.

Ya vimos que existen motivos y en determinadas circunstancias que vamos a necesitar secarlos.
¿Cómo hacerlo?

Sal de roca o sal de Epson

Este es uno de los métodos más efectivos para tener resultados. Este tipo de sales suele ser utilizado para cuando queremos terminar con un árbol, pero al mismo tiempo, queremos evitar contaminar el suelo de alguna forma.

Para obtener resultados se debe de tener paciencia, ya que se deberá de estar aplicando de forma más o menos constante. Y gradualmente, comenzarás a notar como el árbol empieza a secarse desde su interior.

Para poder aplicárselo, deberás hacer uso de un taladro que pueda realizar unos agujeros donde podrás colocar la sal. Luego lo tapas con un poco de cera y dejas actuar.

No se recomienda hacer uso de la sal común. Si bien puedes obtener resultados similares, el problema radica en que el suelo donde estaba plantado por lo regular queda dañado para poder sembrar otra cosa. Al menos, por un buen tiempo.

Utilizar clavos en el tronco.

Otro método para poder ir secándolo poco a poco, es conseguir unos clavos de cobre. Su tamaño variará dependiendo del árbol, por lo que en algunos casos necesitarás conseguir algunos más gruesos y largos.

El proceso es sencillo, todo lo que tendrás que hacer clavarlos alrededor del árbol. La idea es que de esta forma, el tronco comenzará  pudrirse desde el interior. Incluso terminará por entrarle  hongo que acelerará el proceso.

Cubre el árbol del sol.

El sol es vida en las plantas, es necesario para que puedan crecer grandes y fuertes. Por lo tanto, si requieres irle quitando la vida poco a poco, niégale que le den los rayos del astro rey.

Una forma por tanto es cubrirlo por completo, para evitar que reciba los rayos. Puedes hacer uso de lonas, de mantas o las bolsas de basura negra. La idea es que pueda terminar por beneficiarse de la luz solar.

El proceso es tardado, pueden pasar más de 6 meses sin que veas los resultados. Pero es una forma segura, sin esfuerzo y totalmente ecológica de poder secarlo. Es solo cuestión de pura paciencia.

Haciendo uso de un taladro

Este método es similar al de los clavos. Ya que consiste en realizar agujeros con el taladro, pero en esta ocasión no vamos a dejar ningún objeto de cobre por dentro.

Lo que vamos a colocar es un fertilizante con hidrógeno. En un par de semanas, habrá comenzado una pudrición que terminará por acabar con la vida del árbol.

Por qué no es recomendable usar aceite de motor y gasolina.

Existe un método muy difundido y utilizado por varios jardineros. Este consiste en mezclar gasolina y aceite de motor, el cual será echado a las raíces de la planta.

Es lento y efectivo, pero el problema es que provoca una altísima contaminación. El piso podría quedar inutilizado incluso por años, por lo que se recomienda evitar este método.

Deja un comentario