Skimmia japonica o esquimia: características, cuidados y otros datos

Perteneciente al género de los skimmia y de la familia Rutaceae. Y si bien por su nombre puede pensar uno que es de origen exclusivamente japonés, la realidad es que tradicionalmente puede ser encontrado en países como Corea y China.

Es una planta con una hermosa presencia, que incluso se ha vuelto un habitual para las fiestas navideñas. Ahora conocerás más datos útiles sobre ella, los cuidados que se requiere y más información útil.

Características físicas de la Skimmia japonica.

Todo sobre la Skimmia japonica

Su descripción es la de unos arbustos dioicos perennifolios, y debido a la complejidad de su nombre, suele ser llamado simplemente Esquimia por muchas personas.

Es un arbusto de matas compactas, que no suele pasar de un metro y medio de altura. Por lo general son mucho más pequeñas y son ideales para tener en macetas, por lo que se usa mucho para adornar.

Sus hojas también son llamativas, pudiendo tener formas tanto ovales como elípticas, que suelen tener unos 10 centímetros de largo. Su color rojizo ha causado que se haya vuelto popular para las épocas navideñas.

Pero hay una advertencia a tomar en cuenta sobre ellas y es que son ligeramente tóxicas. Tienen un perfume muy rico, pero debe evitar olerse directamente. También por ello en el interior del hogar no deben dejarse al alcance de los más pequeños.

¿Posee frutos?

Si, tiene una especie de bayas muy pequeñas que combinan de manera magnífica con el resto de la planta. Son unos frutos rojos que llaman mucho la atención, aunque no son adecuados para comer, aunque se vean muy apetecibles.

Lo ideal para que surjan es tener pies tanto masculinos como femeninos, lo que promoverá la fecundación y aparición de dichos frutos. El proceso es estacional, por lo que no los tendrás durante todo el año

En las fechas de primavera tendrás unas hermosas flores que poseen un delicado color blanco crema; pero a partir de otoño, comenzarán a cambiar a estas hermosas bayas, las cuales permanecerán buena parte de la época navideña.

Cuidados necesarios para su plantación y crecimiento.

Lo primero es elegir si quieres multiplicarlo a partir de semilla o esqueje. Hacerlo a partir de semilla no es complicado, es una planta que saldrá pronto. Una vez que haya floreado, puedes usarla para obtener esquejes.

No es demasiado exigente en cuanto al tipo de suelo que requiere. Pero si buscas que crezca con su máxima belleza, lo ideal es una tierra con turba, que a la vez se encuentre bien drenada. Puedes comenzar en una maceta.

El mejor momento para hacer el trasplante es o al inicio de la primavera o al inicio del otoño. De esta forma, se podrá aclimatar a las nuevas condiciones desde el inicio.

El riego es sencillo, simplemente es mantener el suelo húmedo. Cuando hayamos notado que el sustrato se note seco, es buen momento para agregar un poco más de agua. Eso sí, en la étapa de floración aumenta la cantidad de agua.

También tiene la ventaja de ser muy resistente, ya que no suele asociarse con ningún tipo de plaga o enfermedad grave. Pero eso no quiere decir que la descuides, siempre revisa por debajo de las hojas.

La Skimmia japonica terminará siendo un hermoso adorno para tu jardín, que con sus tonos rojizos siempre mantendrá un poco de ese espíritu de la navidad en casa.

Deja un comentario