¿De qué sirve el sulfato de hierro para las plantas?

A la hora de sembrar, tener las mejores condiciones para el suelo son muy importantes. A fin de cuentas en ella estará la planta, será su hogar permanente y de ahí estará obteniendo los nutrientes que requiere.

Cuidar el pH adecuado es uno de los aspectos más importantes, cada planta tiene sus propias características. Por lo que si un suelo no tiene el que requerimos, ¿no hay nada que hacer? La realidad es que si.

El sulfato de hierro para cambiar el pH.

sulfato de hierro

La función del sulfato de hierro en la jardinería es poder reducir el pH del suelo cuanto este se encuentra por encima del nivel deseado. Vale la pena recordar que no existe un solo tipo de sulfato de hierro.

En específico, el usado para la tierra es el conocido como Sulfato de hierro (II), que permite reaccionar con el ácido sulfúrico que se encuentra en la tierra. Esto da como resultado que podamos bajar el pH

Vale la pena recordar que un suelo con pH bajo quiere decir que tiene el suelo con un nivel de acidez alto.

Un ejemplo clásico es cuando se riega un suelo en específico con agua que puede contener cantidades altas de cal. A primera vista puede parecer agua simple, pero puede terminar por cambiar las condiciones elevando el pH.

Aplicar sulfato de hierro a este piso hará que ese nivel de pH termine por disminuir, causando por lo tanto que la planta acidófila pueda seguir viviendo. Es cuestión de usarlo con estrategia sobre lo que queremos.

¿Puedo preparar mi propio sulfato?

Lo recomendable es mejor comprarlo. Se entiende que uno quiera hacer uno propio en el hogar para reducir costos, pero no es caro en realidad. Y con ello te aseguras de adquirir uno con las proporciones exactas e ideales.

Ahora bien, realmente lo único que vas a necesitar es algo de hierro. Este puede ser obtenido de objetos como tuercas o clavos, los cuales deberás de sumergir en una botella de plástico, rellena de agua.

Posteriormente, deberás dejarlo reposar unos 15 días. Pero es recomendable que dos o tres veces al día muevas el contenido. Esto para que el interior pueda realizar una reacción. Mientras, sigues esperando.

Cuando haya pasado una quincena, el líquido resultante puede ser utilizado en la tierra.

¿Existe alguna desventaja con el uso del sulfato?

Si, el problema potencial que existe es que puede terminar por degradarse. Lo que sucede es que después de un tiempo termina por cambiar su composición, disociándose en hierro y azufre por separado.

Sin embargo, el mismo suelo y las plantas son capaces de autorregular hasta cierto punto estas sustancias. Ya que las plantas pueden llegar a soltar sustancias que acidifican el suelo nuevamente, aunque tiene un costo energético alto.

Y por otra parte, existen microorganismos sideróforos capaces de poder ayudar a nivelar las sustancias adicionales. Al final, puede utilizarse con relativa confianza, ya que fuera del efecto deseado, no suele tener ningún tipo de consecuencia negativa para el suelo en donde lo usemos.

Deja un comentario