Planta velo de novia: Características, cuidados, como reproducir y otros datos

El nombre velo de novia nos hace pensar en una planta muy bonita y llamativa. Tanto así que de alguna manera evoca el misterio que dan los velos de novia, donde se oculta un poco más a la mujer antes de su boda.

Esta hermosa planta tiene características que en verdad la terminan por relacionar con el hecho de casarse. Conocerás ahora un poco más sobre como es, así como algunos cuidados por si quieres tenerla en casa.

¿Cuál es la planta velo de novia?

velo de novia planta
velo de novia planta

Su nombre científico es Gypsophila paniculata, siendo una hierba perenne cuyo origen puede ser rastreado hasta Europa Oriental y el norte de África. Y contrario a lo que se pudiera pensar, está formado por más de 355 especies diferentes.

Posee otros nombres bastante utilizados, como gisófila o simplemente nube.

Es una flor que se ha vuelto muy solicitada por una característica en particular: las hermosas flores blancas que brotan de ella. Son muy pequeñas, pero crecen en pequeños grupos formando diferentes ramilletes.

Esto ha causado que sea ideal para adornar, pero sobre todo es muy utilizada para arreglos florales de boda o incluso para el ramo de la novia.

Características a destacar y como es:

La planta que la conforma no es demasiado alta, ya que puede alcanzar medio metro o un metro a lo mucho de altura. Gracias a esto, podemos verlo como un pequeño arbusto, siendo menos llamativo al no tener flores.

Posee un tallo principal recto y leñoso, a partir del cual nacen varias ramificaciones laterales. A partir de ahí, nacen las conocidas como panículas, que son racimos laterales a partir de los cuales vuelven a nacer otras ramificaciones.

Es una planta que queda bien sujeta al suelo, ya que su raíz es bastante profunda, teniendo una principal y algunas secundarias que pueden llegar a hundirse entre 1  y 2 metros.

Tipo de suelo

Esta planta crece de forma silvestre en lugares del mundo como Europa Oriental o Asia central, la cual posee un suelo ideal para su formación.

El velo de novia crece con mayor facilidad en sitios donde el suelo es arenoso-limoso, pero también algo pedregoso, gracias a lo cual retiene poco la humedad. También el pH es importante, ya le hace bien que sea ligeramente ácido y calizo.

El motivo por el que pertenece al género Gypsophila es debido a su gran facilidad para poder crecer en terrenos rocosos, así como una alta presencia de yeso. Estas son características que harían difícil la vida a otras plantas.

Cuidados para la planta.

Si quieres sembrarla, deberás simular el suelo que tanto le beneficia. Por lo que tendrás que elegir uno que sea arenoso y un pH alcalino. Si pides tierra, pide que sea permeable y también que contenga un poco de tiza.

Le favorece el clima cálido y a la hora de sembrarla deberás colocarla en un sitio donde le de el sol de pleno. Esto es indispensable si deseas que termine por sacar sus flores tan bellas que la caracteriza.

¿Cómo propagar la planta? Existen dos formas:

  • Por semillas, dejándolas caer en primavera, pero trasladándolas a su nuevo sitio en otoño.
  • Por esqueje, realizado a partir de varios tallos sanos, que son colocados en macetas.

Es una planta de bajo mantenimiento, por lo que no tendrás que preocuparte demasiado por regarla. Sobre todo tendrás que prestar mucha atención cuando sea época de sequía, para regar de cuando en cuando.

Las plagas que pueden atacarla son principalmente el hongo Botrytis Blight, que causará que el tallo quede de color gris. Esto causará que la planga muera, por lo que habrá que estarle colocando fungicida.

También es bueno vigilar que no la aparezcan caracoles y babosas.

Como ves, es una planta que gracias a su forma tan característica ha logrado un buen lugar en la sociedad al ser relacionada con las bodas. Ese color blanco representa la pureza, por lo que seguro la termines de encontrar como ornamento a la próxima ceremonia que asistas.

Deja un comentario