Que son los árboles Perennifolio: clasificación y ejemplos

Por lo regular cuando pensamos en la relación entre las plantas y otoño, es que cuando se acerca el fin de año terminan por caer muchas de sus hojas. Ya que se ponen cafés y se marchitan por la temporada.

Ahora conocerás las plantas que siguen verdes durante los 365 días, sin importar la estación en que nos encontremos. En donde gracias a ello podemos disfrutar de su verdor sin importar como se encuentre el clima.

¿A qué se refiere el término perennifolio?

Características de los Perennifolio

Los árboles perennifolio en términos de botánica se refiere a todas esas que son de hoja perenne, es decir, que permanecerán verdes durante todo el año. Esto en contraposición a otras especies que son estacionales.

Su nombre proviene del vocablo perennis, el cual significa duradero. También algunos las llaman sempervirente o también como siempreverde, claramente aludiendo a esta característica tan llamativa. El contrario a estos serían los caducifolios.

Este tipo de plantas no son particulares de un tipo de estación, pero en su mayoría se encuentran ubicados en sitios donde el clima es frío o al menos de baja temperatura. Ya que da las condiciones para su conservación.

¿Por qué estos árboles conservan sus hojas?

Ahora bien, ¿Qué hace en especial a estos árboles? Para ello es necesario explicar el motivo por el que otras plantas terminan por perder las hojas.

El motivo principal es ahorrar energía y nutrientes, ya que al llegar el invierno las condiciones dejan de ser favorables.  Mantenerse verdes y  requiere muchos nutrientes, situación que se les hace difícil.

También requieren estar hidratadas, pero una vez más, el clima puede hacer mucho más difícil obtener el agua en las condiciones que requieren. Por lo que se hace mucho mejor deshacerse de las hojas adicionales.

Debemos recordar que las plantas continuamente pierden hojas, por lo que deben estarlas renovando. Esto requiere una cantidad de recursos muy alta, los cuales no posee en temporada invernal. Por eso terminan por deshacerse de todo ese follaje.

En cambio los árboles perennes funcionan de una forma distinta. Es un error pensar que no pierden hojas, lo hacen como otro tipo de plantas. Pero el mecanismo y ritmo con el que sucede es muy distinto.

La pérdida de sus hojas se realiza de manera gradual y controlada, teniendo una mucho mejor administración de los nutrientes. Por lo que aunque en ese momento sea difícil obtener nutrientes, pueden sobrevivir.

Podemos clasificarlas principalmente por dos tipos, claramente diferenciados por su forma:

  • De hoja ancha
  • En forma de aguja

Ejemplos de árboles perennes.

Algunos tipos de este tipo de árboles son:

  • Las coníferas, entre las cuales podemos encontrar pinos, abetos, tejo y cicuta.
  • Madera dura tropical, por ejemplo el caoba y tamarindo.
  • Templados de hoja ancha, como puede ser acebo y roble.

Existen muchos más que no entran en una categoría en específico, sino que poseen por si mismas las características. Un buen ejemplo son las cícadas, que han estado en el planeta por millones de años.

Este tipo de árbol por lo regular existe en bosques, pero muchas personas deciden llevarlos a sus propios terrenos para adornar. Ya que por su característica propia se vuelven hermosos para adornar un sitio todo el año.

Deja un comentario