Qué es el oídio, como afecta tus plantas y como eliminarla

Las plantas se encuentran expuestas a toda clase de elementos en el ambiente que pueden terminar por enfermarla. El oídio es uno de los más comunes y que pocas personas saben como tratar de manera efectiva.

El oídio es el nombre de una enfermedad que es causada por el hongo que posee ese mismo nombre. Ahora conocerás como reconocer los síntomas en tus plantas y también la forma para poder combatirlo.

¿Qué es el oídio?

Que es el oídio

Es un hongo que suele aparecer en las hojas de las plantas. Si quieres reconocerlo es bastante inconfundible: aparece como un ligera capa blanquecina por encima de las hojas. Podemos definirla como una especie de vello.

Existen muchos otros hongos patógenos que pueden invadir a las plantas, pero la característica principal de este hongo es lo fácil que podemos distinguir a plena vista. De esta forma podemos actuar pronto al detectarlo.

El tipo de plantas que más comúnmente son afectadas son hojas de cucurbitátecas (como ejemplo podemos encontrar  pepinos, melones, calabacines y sandías). Aunque también podemos encontrarla en de otro tipo.

¿Qué efectos causa el oídio a mi planta?

El problema es que el hongo al necesitar alimentarse, gradualmente irá secando las hojas y consumiendo los recursos de la planta. Esto causará que tengas una producción más reducida y de menor calidad.

Piensa que es un parásito que se encontrará por todo el cuerpo de la planta. Puede parecer inofensivo, pero está consumiendo a cada momento sustancias de ella, por lo que debe ser eliminada pronto.

¿Y cómo puedo eliminarlo?

Debes saber que su aparición se debe principalmente a un alto grado de humedad, el cual da el ambiente propicio para su aparición. Las esporas por lo regular se encuentran invisibles en el ambiente y no puedes evitar su paso.

Es por eso que

Evita exceso de humedad en plantas.

Esto es bueno como medida de prevención, pero si ya aparecieron los hongos, lo primero es cambiar la planta a un ambiente mucho más seco. Ya que la humedad seguirá alimentando al hongo.

Este primer cambio es necesario para darles unas peores condiciones al oídio, por lo que puedes proceder a la siguiente solución.

Poda las hojas infectadas.

Que le de una buena cantidad de aire es necesario, por lo que deberás colocarlo en un lugar donde pueda darle directamente. Pero si la planta se encuentra muy tupida de hojas, necesitarás dar un paso más todavía.

Corta las hojas infectadas, al quitarlas permitirás que de paso a unas nuevas. Si tienes que hacer un corte masivo, pues lo haces. Con el tiempo, volverá a llenarse una vez más de hojas si esta viva la planta.

Y de paso, esto permitirá que el aire se filtre mucho mejor en el interior de la planta.

Echa azufre a las hojas.

No tienes que conseguir un potente fungicida (aunque sería una idea interesante). Solo necesitas colocar un poco de azúfre en la superficie de las hojas. No necesita ser demasiado, solo colocado lo suficiente.

De esta manera, gradualmente lograrás que el oídio se desaparezca y tu planta recupere la buena salud.

Deja un comentario